sábado, 29 de septiembre de 2007

El Pragmatismo y los Grandes Ideales...

Para comenzar a hablarles de este tema les debe dejar sus respectivos significados y así comprenderán mejor el tema…

Pragmatismo: la prueba de la verdad de una proposición es su utilidad práctica; el propósito del pensamiento es guiar la acción, y el efecto de una idea es más importante que su origen. Movimiento filosófico que busca las consecuencias prácticas del pensamiento y pone el criterio de verdad en su eficacia y valor para la vida.

Ideal. (Del lat. ideālis). adj. Perteneciente o relativo a la idea. || 2. Que no existe sino en el pensamiento. || 3. Que se acopla perfectamente a una forma o arquetipo. || 4. Excelente, perfecto en su línea. || 5. m. Modelo perfecto que sirve de norma en cualquier dominio. || 6. Conjunto de ideas o de creencias de alguien.

Ambos conceptos sacados de la enciclopedia Encarta…

Es difícil hablar de un pragmatismo de ideas en estos tiempos, donde solo quieren que predominen ciertos ideales, y la razón práctica de los mismos esta lejos de convertirse en una realidad. Si queremos cambios habrá que hacer que surjan grandes ideales…pero que lejos estamos de crear esos ideales si no les damos forma desde ahora con hechos que hagan ver la oportunidad de hacer esos cambios…

La perspectiva de cada ser humano va unida a su propósito como Persona en este planeta, estando concientes o de manera inconciente (de hecho la mayoría esta así) que solo nos queda escribir la realidad del diario vivir para que cada uno asuma su rol, en verdad y en el estado en el que se encuentre. La mayoría desconoce su verdadero propósito en el mundo, solo sabe que existe, no sabe ni siquiera quien es realmente, no ahonda en lo que es el ser humano, vive casi por inercia y deja en el mundo más tristeza y dolor que cosas buenas para si mismo y para los que lo rodean, no tienen un “GRAN IDEAL” que los motive en la vida, por eso en un escrito anterior a este hable de esos grandes ideales, pero para que estos sean de utilidad deben ser llevados a la practica, deben ser hechos concretos, deben manifestarse para un publico, no importa si pequeño o grande, pero debe hacerse visible, tangible, algo que beneficie a todos por igual, conocidos o desconocidos para nosotros… Eso demuestra los grandes ideales…y se vuelven ideas pragmáticas, hechas a medida de la realidad circundante, para que se vean en esos hechos la Grandeza del ser, no del hombre, sino de DIOS.

A veces cuando escribo estas líneas me pregunto a mi mismo: para que lo hago? Cual es mi propósito, porque también me da curiosidad saber porque escribo y para quien lo hago, pero una voz interior, la que muchas veces me guía, simplemente me dice que lo haga sin esperar nada y simplemente sigo escribiendo…

Retomando el tema, porque no podemos ser pragmáticos, cuanto nos falta madurar para crecer realmente como seres humanos, esto me hace recordar a uno de mis maestros, un rabino Judío, cuya amistad me enriqueció de muchas maneras. En una de las tantas conversaciones con el me decía que el hombre aun no llega a tener una madurez que le permita “VER” realmente como son algunas cosas de la vida, en su verdadera perspectiva, yo le pregunte que como era eso de la perspectiva, porque desde donde lo vemos algunos, falta un mundo por crecer en cada ser humano, como lo dicen algunos escritores de lo espiritual, estamos tan ciegos y cortos de vista, que no logramos ver a DIOS, aun cuando lo tengamos frente a nuestros ojos… Porque muchos siguen creyendo que ese DIOS del que hablamos esta lejos, muy lejos de nosotros, que esta en el quinto cielo y nunca veremos como él se manifiesta, y sencillamente los milagros nunca nos alcanzaran porque no somos dignos de tal cosa… Y yo que pensaba de niño que así no podía ser Dios… y que de adulto lo vivo todos los días con las pequeñas y grandes manifestaciones que el nos deja ver en pequeños detalles, que nadie les presta atención… Sencillamente Dios es tan real como el hecho de que respiramos, sino morimos… así deberíamos mantener nuestros ideales, como hechos o actos nuestros que nos demuestren el valor de la vida de cada uno…cada acto para bien de otros, es un acto heroico, cada acto de motivación para con otros es un motivo más para alcanzar grandes cosas, como ideales hechos realidad. Muchos queremos participar en el ajedrez de la Vida, pero en que posición? Un peón?, un alfil?, una torre?, un caballo? La Reina? O finalmente el Rey? Cual decides Tú cada día al despertar?... Hace algunos años, decidí que quería ser el Rey o la Reina, que son las piezas claves en el juego de Ajedrez, uno tiene la capacidad de decidir por si mismo, la otra pieza la movilidad necesaria para alcanzar grandes distancias, que en la vida equivalen a lograr tus metas, tus ideales, tus obras… Cual es tu mayor motivación: los antivalores? PODER, DINERO, VANIDAD? O son los valores del alma: Liderazgo, desapego, modestia, humildad… en cada mañana cuando nos levantamos deberíamos hacernos la pregunta, para quien sirvo, para mi mismo o para los que me rodean? Si la respuesta se centra solo en ti, puede que estés corriendo con los antivalores a tu propia tumba y dejando ningún legado para tus descendientes… si haces labor por otros sin intereses mundanos, estas encaminado por valores, y están ayudando a mejorar el mundo…

Hay que dejar claro que trabajamos para beneficio de nuestras familias, pero los valores que nos guían son los que determinan como son nuestros actos. Una cosa es lo que hacemos, otra lo que nos motiva, y otra adicional la que nos guía en la VIDA. Si cada una de estas actividades tiene un norte donde predominen el bienestar de otros aun a nuestras expensas en algunos momentos de nuestra vida, y además guiados por nuestra voz interior, estamos en muy buen camino…nos guía DIOS…

Lo pragmático, encauzado por altos ideales debe ser nuestro norte…como debería ser Grandes obras orientadas por ideas Originales y guiadas por Altos ideales…

Eso amigos determinara el destino de esta humanidad, solo así cambiaremos al mundo, nuestro mundo cercano y el planeta en general…

Que tengan una Feliz Semana…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario